lunes, 5 de diciembre de 2011

El poder de la Ruda



La Ruda forma parte de una multitud de tradiciones mágicas y se la utiliza de diversas maneras para rituales de protección o de limpieza. Es la hierba mágica de la buena suerte, que activa la energía de la fe y la trasmutación. Dentro de los rituales ancestrales era considerada el símbolo de la pureza, por lo que los participantes solían beber infusiones de la misma para 'limpiar' su interior espiritual.
Pero no sólo se emplea para purificar la mente y alcanzar la clarividencia, también se quema en montoncitos dentro de las casas, además de aromatizante, para ahuyentar los posibles maleficios y presencias invisibles. No en vano, se la conoce en distintos círculos como la planta del perdón, una forma natural de disculparse y afrontar los sentimientos con positividad, relegando al olvido las peleas.

SIMBOLOGÍA DE LA PLANTA
La ruda tiene hojas carnosas y muy aromáticas. El aspecto de la planta es además decorativo, pues comienza siendo un pequeño botón verde que se abre en una flor amarilla de cuatro pétalos, excepto la flor del pedúnculo central que cuenta con cinco pétalos. Así, coexisten en la misma planta, dos principios cabalísticos en armonía, cuatro que simbolizan la materia o la personalidad y cinco que representan el espíritu o la voluntad superior. La flor de cinco pétalos ocupa la posición central o el eje de la planta, en cuanto a las demás, se agrupan dentro de ella, indicando el dominio del alarma sobre la personalidad y la supremacía de la fuerza de voluntad superior.

HISTORIA DE LA RUDA
Innumerables civilizaciones han sido adoradoras de la ruda. Los romanos, por ejemplo, eran fieles cultores de esta hierba. Era común que los jueces llevaran consigo algunas hojitas cuando debían estar en contacto con algún prisionero, pues existía la creencia de que la ruda los preservaba de las contaminaciones y del mal de ojo. Los chinos también le adjudicaron características benéficas. La usaban para contrarrestar las fiebres palúdicas y los malos pensamientos.
Para los magos celtas la ruda era una verdadera defensa contra hechizos y trabajos maléficos. Solían usarla para las bendiciones y la sanación de los enfermos. Y ese mismo carácter sagrado tuvo para los egipcios, hebreos y caldeos, quienes afirmaban que la planta de ruda era un don de los dioses.
En América, los indígenas agregaban esta hierba en sus gualichos de amor (trabajos o hechizos de amor). Aseguraban, además, a las enamoradas, que con apenas exponer unas pocas ramas a la luz de la Luna y después entregárselas a sus amados, conseguirían conquistar el corazón del ser querido.

PROPIEDADES FÍSICAS.
La fitoterapia se ha hecho eco de las propiedades de la ruda y apunta de ella su capacidad para mitigar la ansiedad y los estados de nervios. Las digestiones pesadas encuentran en un licor realizado con esta planta un buen aliado.

 PROPIEDADES CULINARIAS
La ruda se emplea en la cocina debido a su ligero toque entre picante y amargo, aunque su aroma es empleado en diferentes salsas o mezclas alcohólicas (Grappa por ejemplo, nombre con el que se conoce en Italia al aguardiente de orujo). Se emplea mucho en Etiopía como saborizante del café y en la mezcla de especies nacional denominada berbere. Se emplea también en algunos lugares de Italia para elaborar una salsa de tomate especial elaborado con olivas y alcaparras (en conjunción con mejorana, levístico y albahaca).
NOTA: Existen ciertos riesgos al cocinar con ruda debido a su fuerte toxicidad. Mucha precaución, en este aspecto.

PROPIEDADES MÁGICAS.
La ruda resulta especialmente aconsejable a quienes practican el insano hábito del pesimismo, pues esta planta, al reforzar la fe y la voluntad, nos demuestra que el mejor talismán para atraer la salud y la suerte es una mente positiva. Cuando las cosas no marchan bien, la ruda logra transmutar las energías negativas en positivas, ya se trate de las energías de nuestras casas, de las personas cercanas, de nuestra propia mente, o de enemigos ocultos. Los antiguos celtas consideraban la Ruda una hierba contra-magia. La usaban tanto para protegerse como para defenderse contra la magia oscura, puesto que absorbe energías negativas y rompe hechizos. Además ayuda a aumentar el poder del control mental.
Una rama fresca se puede utilizar para salpicar el agua sagrada para consagrar las bendiciones y las sanaciones.
Utilizada en el aceite del altar, bendice, purifica, limpia, consagra, protege, haciendo exorcismo al alejar los malos espíritus y energías negativas.
Crea inspiración y sabiduría, Protege de manera general, Preserva de accidentes, ataques psíquicos de espíritus inferiores, de la envidia, etc.
Actúa como prevención, pues crea un campo protector alrededor de quien la posea.
Llevar ruda alrededor del cuello ayuda a la recuperación de enfermedades y además ahuyenta futuros problemas de salud.
Se la considera la planta del perdón. Quien la toma, perdona y se perdona, olvida los malos sentimientos hacia sí y los demás y procura un sano optimismo.
Es protectora cuando se la cuelga de la puerta o se pone en saquitos, y, si se frotan las hojas frescas contra el suelo, devuelve cualquier hechizo negativo que haya sido enviado contra uno.
Si llevamos encima una ramita seca atada con un lacito rojo, no solo nos libraremos de las picaduras de los insectos y cualquier animal venenoso sino que también estaremos protegidos contra las energías negativas tipo envidias o celos, así como cualquier hechizo o maldición que nos quieran echar.
 Dejándola macerar en alcohol 24 horas y después tomar un trago nos libera de los males de amor y de la mala suerte.
 Llevar una hoja en la cartera trae buena suerte. El amuleto debe confeccionarse guardando hojas de ruda en un pequeño saco de tela roja cosido con hilo también rojo. Este saquito debe llevarse siempre encima.
En Castilla, se la considera una de las plantas benditas y en el norte, previene contra los malos espíritus siempre que se haga un pentáculo detrás de la puerta con sus hojas.
En Chile, se planta a la entrada de las casas, por detrás de la puerta. Con ello se aleja a las visitas femeninas indeseadas y que traen mala fortuna. Para la misma finalidad, pero en hombres, se utiliza el Romero.
En Perú se cree que esta planta trae suerte en los negocios. Para lograr dicho efecto, se coloca un atado de ruda en un balde con agua. Éste generalmente se mantiene oculto debido a que el fuerte olor normalmente no es del agrado de la clientela.
RITUALES.
Para alejar de nuestro entorno y de nosotros mismos las energías negativas, que nos impiden atraer todo lo positivo, basta quemar en un carboncillo de incienso un poco de planta seca, en el lugar deseado o por todo la casa, durante nueve días consecutivos. Este sahumerio es además un excelente desinfectante, muy recomendable en casos de enfermedades infecciosas o epidémicas.

RITUAL CONTRA ESTAFAS. Echa en diez litros de agua siete brotes de ruda y un chorrito de aceite de oliva. Deja reposar una noche. Al día siguiente, lava los pisos, las paredes y las puertas de tu casa.

RITUAL CONTRA ENERGÍAS NEGATIVAS. Junta hojas de ruda secas, redúcelas a polvo y mézclalas con un poco de azufre y mirra. Difúmalos donde creas que existen energías negativas. Cuando acabes, haz una infusión con tres hojitas de ruda macho y vaporiza tu ropa.

RITUAL PARA LOS DOLORES DE CABEZA. Deja algunas hojas sobre tu frente durante unos minutos, enseguida mastica una de las hojas y rápidamente se aliviaran las jaquecas. No te tragues las hojas.

AMULETO CONTRA ROBOS. Necesitarás  polvo de ruda, échalo junto con dos granos de pimienta y una moneda de cobre en un saquito de piel. Llévalo siempre contigo para tener una permanente protección contra los peligros callejeros. Si prefieres, en cambio, preservar su casa de los robos, déjalo colgado de la puerta principal.

RITUAL PARA EL AMOR. Para preparar este ungüento mágico toma un poco de grasa vegetal o margarina, aceite de ruda y unas pocas gotas de tu perfume personal. Coloca todos los ingredientes juntos dentro de un hornillo y ponlos a calentar hasta que se derrita la margarina y se unan los ingredientes, luego trasvásalo a un frasquito y déjalos enfriar. Consérvalos en el frasco cerrado. Usa cada noche una pequeña parte de este ungüento en la zona del corazón y en el pulso haciéndote pequeñas friegas, no es necesario usar mucha cantidad con un poquito basta.

RITUAL PARA DINERO. Este ritual es ideal para que no te falte dinero en todo el año. Necesitarás para ello, retirar de los extremos de los tallitos de ruda, todos los gajos posibles y envolverlos en una bolsita de plástico que deberás cerrar perfectamente. Luego confecciona una bolsita de tela marrón y guarda en ella la ruda. Lleva este saquito siempre contigo en tu cartera o billetera.
CONSEJOS.
Jamás plantes ruda en un estado depresivo o en momentos en que no te sientes bien, tampoco si eres mujer y estás menstruando. Si lo haces con ira o por curiosidad los resultados probablemente no serán los esperados.

Ubícala en lo posible en un jardín donde reciba mucho sol. Algunos brujos recomiendan ubicarla siempre al lado izquierdo del jardín. En el caso de que tengas gatos trata de situarla en una zona donde ellos no se acerquen, pues la ruda espanta a ciertos animales, como los gatos y los sapos.

Si la planta se echa a perder, no se preocupe, eso indica que está actuando y recogiendo energía negativa. Queme la planta, y consiga otra nueva.

Los baños con ruda, son ideales para la limpieza espiritual, si no posees la planta, puedes ayudarte usando jabón de ruda, que se comercializa y es efectivo, pues contiene la planta. Así mismo podemos encontrar esencia de ruda e inciensos para quemar en la casa, en el negocio y beneficiarnos de sus propiedades mágicas.

DIFERENCIA ENTRE LA RUDA HEMBRA Y LA RUDA MACHO. La diferencia es que las hojas de la ruda hembra son más chicas que las de la planta ruda macho, así como las flores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada